Pastores DescripcionVideosBlog mas recientesenvivo zpsbe227a25 copy

 

Se hizo hombre

La Biblia relata muchos milagros extraordinarios que traen un poderoso mensaje para nosotros. Dios hizo el mundo y las cosas que hay en él de la nada. Solo decía la palabra y esta se encargaba del resto. Dios abrió el mar Rojo y una multitud de 2 a 3 millones de personas de todas las edades pasaron en seco. Sacó agua de una roca, envió comida del cielo por 40 años, sanó a personas de enfermedades incurables, trajo de la muerte a gente que se había ido dándole vida nuevamente, hizo que ropas y calzados no se envejecieran por 40 años. Pero el más grande de los milagros y que conlleva al más poderoso mensaje de toda la Biblia es que Dios se hizo hombre y habitó entre los seres humanos.

El evangelio de Juan relata este hecho trascendental con las siguientes palabras: Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros lleno de gracia y de verdad; y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre (Juan 1:14).

Algunos años después el mismo Juan lo explicó de esta manera: Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida —pues la vida fue manifestada y la hemos visto, y testificamos y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el Padre y se nos manifestó—, lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre y con su Hijo Jesucristo (1 Juan 1:1-3)